Finalmente, después de tanto trabajo y dedicación el huerto del Buruaga nos muestra sus "tesoros" listos para su recolección.